Una habitación propia_Ed. Seix Barral

Cuando has pasado cuatro días maravillosos con una amiga por Pamplona, se te queda en el cuerpo una abstinencia extraña. Qué bonita la amistad y esa que te viene de lejos más. Así que una se queda con las ganas de pasar un día de reposo productivo, un día de guiarse por la intuición. También podríamos juntar el hecho de haber estado en el puesto de la feria del libro y de cómo un amigo se llevo Al faro de V. Woolf para su suegra de cincuentaypico años que se lo debe todo y que está muy leída de literatura latinoamericana. Una también se queda contenta cuando recomienda un libro así. Todo comienza ahí y también en aquel año en Lisboa cuando tuve conciencia de quién era Virginia Woolf después de un pase de Las horas, también la había visto en el cine, pero la recordaba difusa.

Total guiada por el sentimiento, me acerco a la biblioteca a por pelis y a por La Señora Dalloway de esta misma escritora. Para mi sopresa el libro no está, pero me encuentro con otro libro finito y embriagador: Una habitación propia, Editorial Seix Barral, Traducción: Laura Pujol. Estuve toda la tarde absorta en un sillón de esos para leer el periódico, menos cuando me entró hambre que me fui para casa, me preparé un bocata de lomo y queso, y continué la lectura. Fue una delicia. Era como estar teniendo una conversación con una chica más o menos de mi edad. Una conversación fresca y verdadera. Todo esto me recordó a mi fin de semana con María, lleno de conversaciones profundas y pirizcuetas a la vez.

Esta lectura tan esclarecedora y contemporánea se quedó dando calorcito a mis pensamientos. Tanto me gustó el libro que decidí comprarlo. Y bueno, ya que estaba barato, y en realidad mi primera intención era leerme La Señora Dalloway, pues valiente de mi, me pillé los dos. Catorce euros. Estaba deseosa de que llegara la noche para empezar el libro y leerle algunos pasajes al mozo.

Llegó la noche y leí. Menuda sopresa la mía, los dos libros que me había comprado eran de la Editorial Alianza y estaba traducidos por el género masculino. Para ser más precisos, el de Una habitación propia esta traducido por Borges por Un cuarto propio, y diréis: ¡Borges es un grande!, pues lo mismo pensé yo, pero qué decepción al comparar el uno con el otro. Pasaba de tener a una amiga contándome, conversando sobre el mundo, a tener a un hombre filosofando sobre la vida y además sobre la novela y la mujer (que es de lo que trata el libro). Una cosa muy rara. Os dejo un cachito para que lo comprobéis vosotras mismas:

“Here then was I (call me Mary Beton, Mary Seton, Mary Carmichael or by any name you please — it is not a matter of any importance) sitting on the banks of a river a week or two ago in fine October weather, lost in thought. That collar I have spoken of, women and fiction, the need of coming to some conclusion on a subject that raises all sorts of prejudices and passions, bowed my head to the ground.”

A room of one’s own, by Virginia Woolf

“Me hallaba yo, pues (llamadme Mery Beton, Mery Seton, Mery Carmichel o cualquier nombre que os guste, no tiene la menor importancia), sentada a orillas de un río, hará cosa de una o dos semanas, un bello día de octubre, perdida en mis pensamientos. Este collar que me habéis atado, las mujeres y la novela, la necesidad de llegar a una conclusión sobre una cuestión que levanta toda clase de prejuicios y pasiones, me hacía bajar la cabeza. “

Ed. Seix Barral, V.Woolf, traducción: Paula Pujol

“Ahí estaba yo, (díganme Mery Beton, Mary Seton, Mery Carmichel, o el nombre que se les antoje – todo es igual-) sentada a la orilla de un río, hace un par de semanas, en el hermoso tiempo de octubre, absorta en mi pensar. Ese yugo de que les hablé – las mujeres y la novela, la obligación de resolver de alguna manera un problema que despierta tantas pasiones y prejuicios – doblaba mi cabeza hacia el suelo.”

Ed. Alianza, V. Woolf, traducción: Jorge Luis Borges

¿O debería decir adaptado por Jorge Luis Borges? Todo esto me viene de antaño porque muchas de mis amigas anteriores a la universidad son traductoras. Al encontrarme en esta encrucijada no he podido evitar hacer este post, que es bastante para ellas. Al libro de La Señora Dalloway de la Ed. Alianza le pasa tres cuartos de lo mismo,  no consigo encontrar esa pizca de familiaridad e intimidad que encontré en la traducción de Paula. Tal vez sea manía, pero estaría bien que lo comparaseis también.

Llegados a este punto podríamos empezar a hablar de la forma del lenguaje, algo que no se me había revelado tan plasticamente hasta ahora. Además después de leer a Virginia y de hablar de escribir sin prejuicios, sin lucha interna, sin para, y sin defensa de, la interpretación de la forma del lenguaje me parece importantísima porque todos esos matices de libertad y fluidez, de gusto, de cercanía, se me diluyen en Borges, y es una pena. Es otro libro que no es Virginia, ni es Borges, es una cosa mezcladita. Que está muy bien, pero es otra cosa.

¿Qué decís traductoras?

Ya para terminar (madre mía qué rollo) os diré que sería muy fácil trasladar la forma del lenguaje a la forma de la arquitectura. Pero es tan fácil que aquí lo dejo. O a lo mejor es tan difícil que requiere otro post. No está madurado. Vaya yo lo que quería escribir realmente es que me he encontrado con otra sorpresa en la lectura de este libro, y es que estaban cociéndose conversaciones paralelas en Alicante alrededor de él. ¿Física cuántica? Da igual, ha sido bonito.

Anuncios

2 pensamientos en “Una habitación propia_Ed. Seix Barral

  1. Wowww Truski bonito post! Con lagrimilla incluída recordando aquellos maravillosos días 😉 Me ha parecido muy interesante y además de siento orgullosa e tí por pararte y darte cuenta, por meterte por un momento en la piel de lo que yo llamo el LECTOR-TRADUCTOR que se da cuenta de estas cosas. Cosas de las que a veces hablamos el “lobby” traductor del grupo (y con esa palabra te hago un giño) y que decís “venga va… no empecéis” jajajajaja Pues sí, creo que ahí está la magia o el terror de la traducción en sí, del hecho de apoderarte o no del libro que ha escrito otro. Por los párrafos que has puesto, me lanzaría a decir que es normal que te sientas cómoda con Laura pues respeta a Virginia y la simbiosis es casi perfecta, mientras que en la versión de Borges, como bien apuntas, Virginia se diluye y Borges se crece con su retorcida elección de vocabulario, es un poco como las fotos de doble exposición de hicimos ¿no? que no sé ni una cosa ni la otra. No voy a pecar yo de meterme con el señor Borges, ¡que la diosa de la fortuna me libre! Pero es cierto que, y desde mi humilde opinión, no siempre un buen escritor ha de ser a la fuerza un buen traductor, o al menos no para cualquier lectura. En fin, que aquí corto porque podrías haber dado pie a todo un despliegue de teoría de la traducción que no viene al caso, pero en resumen lo dicho, me gusta y me gusta que me nombres. Un beso pa tí, pal resto de traductoras y pa las demás (the last but not the least, o como sea ) 😉

  2. Comparto que la traducción de Pujol es más fiel al texto. Y que no vale la pena leer a Woolf traducida por un hombre. Tengo un volumen de Orlando traducido por Borges que ni he leido por que se de sus “errores” al traducir, siempre se dijo que lo hacia de mala gana, solo por el dinero. Antes de toparme con este volumen de Orlando, había leído un texto en el cual hablaban de la traducción de Borges y que muchas oraciones perdían su sentido “feminista”.
    De todas maneras creo que la traducción de Pujol también tiene errores, y que, como toda traducción, no es completamente fiel a la original… siempre vemos “la personalidad del traductor”. Por ejemplo, creo que “hermoso tiempo de octubre” es mejor traducción que “un bello día de octubre”. También es importante tener en cuenta que las traducciones fueron hechas con mucho tiempo de diferencia, y cuando se trata de lenguas vivas las traducciones cambian con el tiempo..Creo que la frase “perdida en mis pensamientos” no se usaba en el castellano de hace mas de 50 años.
    Yo leí la traducción de Pujol, y casi un año después las versión en ingles. Al leer la versión original en ingles tuve la sensación de estar conversando con una mujer bastante mayor que yo ( tengo 30), proveniente de una época y cultura diferente a la propia. Creo que eso de “Era como estar teniendo una conversación con una chica más o menos de mi edad”, viene más de la traducción de Pujol (“mas cercana a nosotras”) que del texto original de Woolf.

    Te dejo un segmento de un dialogo entre Borges y Sabato, en el cual Borges acepta que su traducción de Woolf no es buena.

    Sábato: Pero a propósito, Borges, recuerdo algo que me llamó la atención hace un tiempo en su traducción del Orlando, de Virginia Woolf…

    Borges: (Melancólico) Bueno, la hizo mi madre… yo la ayudé.

    Sábato: Pero está su nombre. Además, lo que quiero decirle es que encontré dos frases que me hicieron gracia porque eran borgeanas, o así me parecieron. Una cuando dice, más o menos, que el padre de Orlando había cercenado la cabeza de los hombres de “un vasto infiel”. Y la otra, cuando aquel escritor que volvió hacia Orlando y “le infirió un borrador”. Me sonaba tanto a Borges que busqué el original y vi que decía, si no recuerdo mal, algo así como presented her a rough draft.

    Borges: (Riéndose) Bueno, sí, caramba…

    Sábato: No tiene nada de malo. Sólo muestra que casi es preferible que un autor sea traducido por un escritor medio borroso e impersonal ¿no? Recuerdo que hace mucho tiempo vi una representación de Macbeth. La traducción era tan mala como los actores y la pintarrajeada escenografía. Pero salí a la calle deshecho de pasión trágica. Shakespeare había logrado vencer a su traductor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s