Territorio Doméstico_Madrid

El 30% de las mujeres españolas que se ha incorporado al mercado laboral en los últimos años, lo ha hecho gracias a que otra mujer -en su mayoría inmigrantes- realiza el trabajo doméstico en su casa y/o cuida de su familia. Territorio Doméstico lo forman mujeres que han encontrado un espacio para compartir, intercambiar, analizar y proponer nuevas formas de organización entre quienes trabajan en el servicio doméstico, un espacio invisibilizado precisamente por falta de garantías laborales. Formado básicamente por mujeres, Territorio Doméstico saldrá a las calles de Madrid este 28 de marzo para exigir, en voz alta, sus derechos laborales.

Para escuchar la entrevista en NosotrasenelmundO

Hace cosa de un mes presencié un encuentro de domésticas. Todo lo que queráis saber de los problemas de reconocimiento laborales, de reconocimiento del cuidado, y de la situación difícil sobretodo para las domésticas migrantes lo podéis escuchar en la entrevista. Es muy interesante y abre los ojos hacia ellas (nosotras) y hacia la situación de la mujer en general en su lugar en los cuidados domésticos.

Desde esta mesa y este ordenador, en este lugar agradable, os cuento cuáles fueron mis reflexiones. No tendría sentido intentar hablar en la boca de las trabajadoras domésticas porque no estoy en su piel, hablo desde mi experiencia personal y reflexiono en cuanto a esto.

Volvíamos de Zaragoza, del encuentro, y hablando con Armando me di cuenta. Todos sabemos que a la mujer, a la niña, siempre se le pasa el testigo del cuidado, de la limpieza, del mantenimiento, (dicho sea también metafóricamente). Primero el hombre era más eficiente en las tareas duras y forzosas, y la mujer, era también en el cuidado y la atención al otro. Después cuando el reconocimiento del trabajo del hombre se pagaba con dinero, produjo la dependencia de la mujer y la ausencia de remuneración económica en sus cuidados y sus atenciones, entonces la mujer prefirió aprender las labores del hombre y ganar dinero e independencia. Por supuesto esto en una clase social determinada, y en una parte del mundo también. bell hooks escribió en 1984: ” La famosa frase de Friedan, <el problema que no tiene nombre>, citada a menudo para describir la condición de las mujeres en esta sociedad, se refería de hecho a la situación de un grupo selecto de mujeres blancas, casadas, de clase media o alta y con educación universitaria: amas de casa aburridas, hartas del tiempo libre, del hogar, de los hijos, del consumismo, que quieres sacarle algo más a la vida”.  Y un poco más arriba también dice: “En Estados Unidos, el feminismo nunca ha surgido de las mujeres que de forma más directa son víctimas de la opresión sexista; mujeres a las que se golpea a diario, mental, física, y espiritualmente; mujeres sin la fuerza necesaria para cambiar sus condiciones de vida”.

Y así, nos encontramos con que las tareas domésticas pasan a esas mujeres migrantes profesoras, ingenieras, periodistas, amas de casa… Nosotras, las universitarias con título homologado contratatamos a una “chica” para que limpie la casa, para que cuide nuestro hogar y a veces también de nuestros hijos. Pero, y a ellas, ¿quién las cuida? ¿quién les cuenta sus derechos? Territorio doméstico está ahí en Madrid para ello, y ojo, que conste que son las propias trabajadoras domésticas quien lo forman y sin olvidar que todas tenemos algo que aportar y contribuir al reparto y valoración de las tareas domésticas ahora exclusivas de la mujer y sin reconocimientos laborales.

De cualquier forma, son pasos que vamos dando.

Esta frase lema que caracteriza al sector de las trabajadoras domésticas: “Porque sin nosotras no se mueve el mundo” me dejó atónita. Es cierto. De repente entendí que en ese lugar está la revolución de género. (También en muchos otros claro). ¿Qué pasará cuando todas estas migrantes regeresen a su país, u homologuen sus títulos? ¿Qué pasará cuando alcancemos los derechos laborales en el trabajo doméstico y entonces se encarezca una “chica de la limpieza” y el trabajo doméstico tengamos que realizarlo todos? ¿Qué pasará? Porque tanto la mujer como el hombre (por favor!) podrán ganarse la vida con sus carreras universitarias. O tal vez el hombre empiece a reclamar su espacio como trabajador doméstico porque es un trabajo en condiciones. O tal vez habrá una empresa que igual que existen para la limpieza de las calles, existirán para la limpieza del hogar, como soñaba Angela Davis. O tal vez vivamos en espacios comunes de cocina y baños y repartamos su limpieza y cuidado entre todos. O tal vez los hombres se hagan babies brother, o les pregunten a los ancianos cómo preparar un buen cocido. ¿Volveremos al reconocimiento de las labores por igual?¿ y además a la diversidad en ellas?

Desde luego mujeres, tenemos un largo camino que recorrer, y es tarea nuestra, pero el camino enciende la imaginación. Creo que tenemos la gracia y la fuerza suficiente para ir tejiendo el territorio doméstico con todos los géneros. Como esta manifestación del vídeo.

dale

Anuncios

2 pensamientos en “Territorio Doméstico_Madrid

  1. Pingback: Territorio Doméstico_Madrid | rssPais.com

  2. Pingback: Territorio Doméstico_Madrid | Wiki colaborativa Pedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s